© Giovanna Ferrara



Soy un fotógrafo cubano afincado en Cádiz (Andalucía), donde vivo y trabajo desde hace algo más de diez años.

Mi estilo de trabajo es directo y simple, clásico sin perder la frescura, y alejado de los automatismos, de las modas y de las tendencias pasajeras. Cada historia es única y así debe ser contada, fuera de la caja, de una manera personal, con la forma que dicte su contenido y utilizando para ese propósito los recursos más eficaces disponibles.

Pienso que el esfuerzo realizado en la captura inicial de las imágenes merece ser tratado con el máximo cuidado, y es por esa razón que me esmero en la post producción de cada negativo digital que pasa por mis manos, buscando conseguir siempre el mejor resultado en la copia final, tanto si la toma es mía como si ha sido realizada por alguno de los fotógrafos con los que colaboro.

De la infinidad de historias que pueden ser contadas con una cámara fotográfica, las que más me interesan son aquellas en cuyo centro hay personas. Es un privilegio apasionante este de poder trabajar capturando y plasmando en imágenes el brevísimo destello de las miradas, la elocuencia de los rostros y la poderosa belleza de la figura humana en reposo o en acción. Por esos motivos actualmente estoy centrado en la realización de todo tipo de retratos (clásicos, headshots, embarazadas, boudoir, recién nacidos, corporativos, infantiles, Books para modelos o actores), así como en la fotografía editorial y el reportaje de conciertos, espectáculos y eventos, tanto sociales como profesionales.

Leer más...

En todo caso, soy un tipo curioso, me apasiona la fotografía en general y no dejaría pasar la oportunidad de participar en cualquier proyecto que me resulte interesante y para el que me encuentre capacitado, así que no dejes de contactar conmigo si tienes una buena idea para la que necesites de un fotógrafo.

Me gustan las palabras, los libros, las conversaciones y el vino. Me gustan los paseos por la playa en invierno y los paseos por las calles del casco antiguo de las ciudades a cualquier hora y en cualquier época del año. Me gustan los viajes y me da lo mismo si son por trabajo o por placer. Me gustan los bares y clubes con música en vivo. Me gustan los cines grandes con película de treinta y cinco milímetros, los zapatos cómodos, las cosas hechas a mano, todo lo que compuso Bach, los viejos blues y cualquier cosa que se le ocurriese cantar a Janis Joplin.

Me gustan las mujeres: tengo dos. La segunda salió hace poco del vientre de la primera y hoy por hoy no hay nada más importante para mí que hacer cuanto esté a mi alcance para que, cuando crezca, sea el tipo de persona con quien uno quiere compartir libros, conversaciones, paseos y una copa de vino. Si quieres saber más acerca de mí, échale un vistazo a mis perfiles en las redes sociales.